Proponen que el Estado intervenga Vicentin

Ver más ediciones

El senador provincial, Francisco “Paco” Durañona se inclinó por la estatización de la agroexportadora y propuso acelerar la intervención de la empresa.

En medio del escándalo por el volumen del monto crediticio dado por el Banco Nación a la empresa Vicentin, desde el oficialismo no se descarta una eventual estatización de la empresa para que no se pierdan las fuentes de trabajo. En este sentido, el ex intendente de San Antonio de Areco, Francisco “Paco” Durañona se sumó a la pelea y sugirió intervenir la cerealera.

Para Durañona la estatización de la agroexportadora es el único camino para resolver la deuda y sostener los puestos de trabajo: “Hay 15.000 empleados en la empresa, que tiene una posición estratégica en los agronegocios, la exportación de granos, en la presencia portuaria y en la producción de alimentos… me parece fundamental tomar la decisión de estatizar“, señaló.

Lo que estamos proponiendo se encuadra dentro de la ley de concursos y son instrumentos muy utilizados entre privados“, aclaró Durañona, según informó La política on line, y explicó que lo que tendría que hacer de manera inmediata el Estado es presentar una denuncia en el fuero federal para que se designe un veedor o declare la intervención para evitar el vaciamiento o la licuación de la deuda.

“Es necesaria la intervención de la sociedad, a través de la justicia, para que se ocupe del proceso concursal y se cuide a los clientes persiguiendo el principio fundamental de continuidad de la empresa y protección de las fuentes laborales”, indicó el senador de Provincia de Buenos Aires.

Según trascendió, la deuda de la empresa cerealera con el Banco Nación supera los 18 mil millones de pesos y otros varios con el Provincia de Buenos Aires y el Hipotecario.

Un informe elaborado por Claudio Lozano, actual presidente del Banco Nación, indica que la firma logró refinanciar sucesivamente el pasivo con la entidad sin realizar las cancelaciones previas tal como exige el Banco Central.

En el gobierno sospechan que el vínculo personal entre Mauricio Macri y Alberto Padoán fue clave para que Vicentin haya podido estirar la capacidad crediticia sorteando las regulaciones para Grandes Empresas.

Fuente: Revista Chacra

Videos Relacionados